La xerostomía o sequedad bucal: causas y soluciones

La xerostomía o sequedad bucal: causas y soluciones

  • xerostomia-dentalup

¿Qué es?

La xerostomía se define como la sensación subjetiva de sequedad en la boca causada por la disminución de la producción de saliva que hace que sea insuficiente para mantener la boca húmeda.

Esta hace que la boca se vuelva más sensible y produzca una sensación de ardor y dolor. También altera el sentido del gusto y dificulta masticar los alimentos y tragar. Asimismo, también dificulta hablar y puede causar mal aliento.

Además, la falta de saliva permite que se acumulen bacterias en la boca, lo que puede dar lugar a la aparición de caries e inflamación de las encías.

¿Cuáles son sus causas?

Existen múltiples causas, no obstante, las más frecuentas son las siguientes:

  • Medicamentos: hay muchos fármacos que tienen como efecto secundario una menor producción de saliva (antihistamínicos, antiinflamatorios, antidepresivos, diuréticos…)
  • Quimioterapia y radioterapia: estos tratamientos en muchos pacientes provocan sequedad bucal, no obstante, es una alteración transitoria.
  • Enfermedades sistémicas: afectan al sistema nervioso central y pueden alterar el funcionamiento glandular, como es el caso de la depresión, ansiedad, bulimia o anorexia.
  • Tabaco y alcohol: su consumo disminuye la secreción de saliva.
  • Mala alimentación: una dieta desequilibrada con un consumo bajo de frutas y verdura puede alterar la producción de saliva.

¿Cuál debe ser su tratamiento?

Lo primero que se debe tener en cuenta es si se puede solucionar la causa subyacente: cambiar los fármacos, controlar las enfermedades sistémicas, mejorar la alimentación…

No obstante, cuando sea de carácter irreversible se pueden tomar una serie de medidas:

  • Comer alimentos que requieran un mayor tiempo de masticación para estimular la producción de saliva. Por ejemplo, se pueden masticar chicles sin azúcar.
  • Beber mucha agua.
  • Tener una buena higiene bucal para prevenir la aparición de infecciones y caries ya que las personas que sufren xerostomía tienen más riesgo de desarrollarlas.
  • Tomar sustitutos de saliva. Se trata de soluciones acuosas que imitan la saliva.
  • Tomar medicamentos que estimulen la secreción de saliva.
  • Realizar revisiones periódicas al dentista.

Si sufres esta afección llámanos para resolver todas tus dudas o visítanos ¡la primera consulta es gratuita!

Deja un comentario

Nombre*

Email* (no se mostrará públicamente)

Web