Odontopediatría

  • Odontopediatria en Albacete

La Odontopediatría es la ciencia que se ocupa de la prevención y el tratamiento de los problemas bucodentales en los niños.

Como padres debemos saber que los dientes temporales o de leche son de gran importancia y que los niños a partir de los 3 años (como recomienda la Sociedad Española de Odontopediatría) deben acudir al dentista para realizar revisiones.

Los problemas que más habitualmente encontramos en niños son:

  • caries
  • problemas de mordida
  • problemas en las encías o gingivitis.

En Clínica Dental Up en Albacete contamos con un equipo de especialistas capacitadas para el tratamiento de niños.

Creamos un ambiente agradable y distendido para que tu niño se sienta bien con nosotros. Los niños reciben tratamientos diferentes a los adultos, utilizando también materiales diferentes.

Además, con ellos debemos tener un trato diferente, es fundamental ganarnos su confianza para que desde muy pequeñitos se acostumbren a acudir al dentista.

En las primeras visitas de vuestro pequeño, lo habitual es que no tenga ningún problema y nos limitemos a revisar su boca, a familiarizarlo con el dentista, y principalmente a daos consejos sobre cómo debéis cuidar su salud bucal, ya que hasta que no sea más mayor (sobre los 6 años) dependerá de vosotros, inicialmente los padres se encargarán del cepillado y cuando sean algo más mayor deberán supervisar que el niño sólo lo ha realizado correctamente.

También os aconsejamos acerca de la retirada del chupete o del biberón para evitar problemas de mordida, cómo actuar ante la rotura de algún diente por algún golpe, algo más frecuente de lo que creéis y que es muy importante saber…

Mención aparte merece el diagnóstico precoz de maloclusiones por discrepancia en la relación de ambos maxilares que a menudo requiere el uso de Aparatos de Ortopedia dental en edades tempranas para aprovechar todo el potencial del desarrollo del niño.

Si apareciera patología somos especialistas en:

Odontología mínimamente invasiva:

Realizamos tratamientos ultraconservadores para preservar al máximo la estructura dentaría.

Tratamiento de la caries y afectación pulpar:

  • Obturaciones: consiste en eliminar la caries y tapar la cavidad creada con un material, que por lo general será una resina o un cemento de ionómero de vidrio. Las amalgamas cada vez están más en desuso.
  • Pulpotomías: Cuando nos encontramos con una caries de mayor tamaño, puede verse involucrado el nervio del diente y ser necesario remover la parte más superficial de la pulpa o nervio, con el fin de garantizar el éxito de la restauración.
  • Pulpectomías: Las llevamos a cabo cuando la afectación del nervio es máxima y se ha producido una necrosis del mismo, frecuentemente además de dolor, el niño presenta un absceso o fístula. En este caso eliminamos la totalidad de la pulpa, y sellamos los conductos radiculares con un material que se ha de reabsorber a la vez que la raíz del diente.

Reconstrucción de la estructura dentaria perdida:

  • Reconstrucciones: hablamos de reconstrucciones cuando se ven involucradas más superficies del diente. Debemos tener en cuenta que un molar temporal debe permanecer en boca en torno a los 10-11 años, lo que hace que en ocasiones esté indicado el uso de coronas preformadas para garantizar su viabilidad a largo plazo.
  • Coronas preformadas: Son unas coronas de acero inoxidable o resina que cubrirán todo el remanente del diente. Se suelen utilizar cuando hay 3 o más superficies afectadas. Es el tratamiento de elección en estos casos.

Prevención de patologías:

  • Sellados de fosas y fisuras: Es un tratamiento preventivo de la aparición de caries. Consiste en colocar una barrera física en las fosas y fisuras de los molares impidiendo la entrada de bacterias y sus nutrientes a estas zonas. Es necesario para su correcta realización que el molar este totalmente erupcionado, y deberán ser revisados periódicamente por nuestras especialistas para asegurar su buena retención. Previo a su colocación hay que aislar muy bien el campo, evitando que se contamine de saliva, para ello es fundamental la colaboración de nuestro pequeño paciente, posteriormente se hará un grabado con ácido de la superficie del diente para crear microrretenciones y se colocará el sellador, que por lo general será una resina o un ionómero de vidrio.

Tratamiento de la gingivitis:

  • Limpiezas bucales o tartrectomías: Muy frecuentemente los niños y adolescentes presentan inflamación de encías o gingivitis, en la mayoría de los casos se debe a una insuficiente higiene oral. Por eso enfatizamos en lo importante que es que los niños desde edades tempranas adquieran hábitos de higiene de alimentación saludable, así como de acudir con asiduidad al dentista. Signos como el sangrado, la hinchazón, el mal aliento nos deben poner sobre aviso y consultar a un profesional.

Este cuadro aplicando un correcto cepillado se puede corregir en la mayoría de los casos.

Los padres debemos de ser conscientes de que los dientes se deben limpiar desde el momento que erupcionan en boca, cuando el niño es muy pequeño lo haremos con una gasita o paño mojado en agua, también se comercializan otros dispositivos como unos dedales de silicona, a partir de los dos años podemos encontrar cepillos en el mercado y comenzar a cepillar los dientes sin emplear ninguna pasta hasta que el niño controle el no tragar la pasta.

Tratamiento de problemas de mordida con aparatología ortopédica funcional, tratamiento con brackets:

Es muy importante diagnosticar a edades tempranas, por ejemplo, las alteraciones en la relación de los maxilares, ya que mediante tratamientos ortopédicos se puede:

  • corregir asimetrías faciales.
  • eliminar hábitos como la succión del dedo.
  • corregir la anchura de los maxilares y su altura
  • dar un mayor espacio a los dientes para que puedan erupciones correctamente

Recomendamos una primera valoración por el ortodoncista ante de los 6 años, edad en la que erupciona el 1º molar permanente y se establece la mordida.

Mediante los tratamientos de Ortopedia podemos solventar estos problemas que de lo contrario en edad adulta tendrán peor y más compleja solución.

Tratamiento y manejo de los traumatismos dentales:

Uno de los apartados más importantes en Odontopediatría y en torno al que hay un gran desconocimiento son los traumatismos dentales.

Dependiendo si los dientes afectados son temporales o permanentes el tratamiento será diferente.

Ante un traumatismo dental el primer paso es ponerte en contacto con la clínica, pues el tiempo transcurrido desde el traumatismo es fundamental para poder llevar a cabo tratamientos como la Reimplantación cuando se produce la Avulsión del diente (tratamiento sólo indicado en dientes permanentes) o el poder pegar un fragmente de diente roto.

También es muy importante el protocolo a seguir y cómo manejar por ejemplo la Avulsión o salida completa del diente del alveolo (siempre debe llegar hidratado, sumergido por ejemplo en leche desnatada a unos 4ºC aproximadamente, o debajo de la lengua sumergido en la saliva del niño, nunca lo tocaremos por la raíz, sino únicamente por la corona, en caso de estar sucio se lavará con agua o suero sin frotarlo…)

Lo más importante es mantener la calma, aunque resulte muy aparatoso y cuanto antes llamar a tu dentista, te dará instrucciones exactas de cómo proceder, recuerda que el tiempo va en nuestra contra en estos casos.

Pero sobre todo con la odontopediatría enseñamos a los más peques la importancia de la salud bucal, insistiendo en la higiene como premisa para evitar problemas, y creando hábitos para un futuro.